Inicio > Recomendaciones para cachorros > Qué hacer para que mi cachorro deje de llorar

¿QUÉ HACER PARA QUE MI CACHORRO DEJE DE LLORAR?


El llanto del cachorro puede significar muchas cosas y es una manera de expresar lo que siente
Perro muy triste

La importancia de adaptarse al nuevo hogar con su nueva familia

Cuando tu cachorro Australian Cobberdog está llorando, puede ser por varios motivos. Puede llorar por sed, hambre, malestar, ansiedad, inseguridad, miedo… Aunque al principio, lo más probable es simplemente que necesite adaptarse a su nuevo hogar. De hecho, durante su adaptación, los cachorros pueden padecer estrés que se expresa en forma de ansiedad, diarreas, falta de apetito, bajada de defensas, o insomnio. Por esto es muy importante acostumbrar a nuestro cachorro a los nuevos olores y ruidos típicos que hay en nuestro hogar, a las personas de nuestro círculo más próximo y a otros perros.

Las necesidades básicas

Teniendo en cuenta que los primeros días es normal que el cachorro llore porque se está adaptando, siempre debemos conocer sus necesidades básicas para poderlas cumplir y descartar motivos que le hagan provocar el llanto:

      • Nuestro cachorro debe comer su comida en porciones adecuadas a su edad y tamaño.
      • Debe tener acceso a agua limpia y fresca.
      • Tiene que hacer ejercicio y dar varios paseos al día.
      • Necesita jugar con su familia y con sus juguetes favoritos (el material ideal de los juguetes es el caucho).

La zona de descanso

El cachorro debe tener sus momentos de descanso y confiar que nadie le va a sobresaltar, de no ser así, esto puede provocarle el lloro. Su cama estará dentro del parque, su zona limitada. En esa zona, el cachorro tiene que sentir protección, seguridad y comodidad. Para ello, necesitamos que el cachorro asocie el parque como algo positivo. Eso se consigue dándole de comer en el parque, ofreciéndole juguetes exclusivos que no tendrá cuando esté fuera, dándole premios cuando lo dejemos ahí y sobre todo, no asustándole ni provocándole desde fuera. Cuando esté en su zona de descanso, debemos garantizarles momentos de paz. Si asocia el parque en positivo, sentirá seguridad y tranquilidad dentro del parque y en su camita.

Cuando se quedan solos

También puede ser que nuestro Australian Cobberdog llore cuando lo dejamos solo en casa. Muchos perros sufren estrés por separación. Hay perros que se adaptan bien y se acostumbran a nuestros horarios, pero hay otros perros que, dependiendo de cómo actuemos nosotros, nunca se adaptaran y llorarán cuando nos vayamos de casa. Para evitar esa conducta, es muy importante no prestar ningún tipo de atención a nuestro cachorro unos diez o quince minutos antes de irnos. Además, al llegar a casa tampoco le prestaremos atención hasta que nuestro cachorro se haya tranquilizado. Da igual si han pasado cinco minutos o treinta, tenemos que esperar que se haya tranquilizado. De esta manera le induciremos a estados de calma que serán premiados con nuestra atención.

Problemas veterinarios

Si nuestro cachorro tiene cubiertas sus necesidades, su lloro puede ser por algún tipo de malestar. El estrés de cambio de entorno y adaptación al nuevo hogar y sus rutinas pueden provocar diarrea o una bajada de defensas de su sistema inmunitario, por lo que nuestro cachorro podría estar llorando por incomodidades o malestar provocados por este cambio de situación. Si consideras que puede sentir dolor, no lo retrases y ponte en contacto con tu veterinario. 

Veterinario DOGKING

Cuando llora demandando atención

Puede que tu cachorro esté llorando para llamar tu atención. Atender este tipo de demandas está totalmente desaconsejado porque le estaremos enseñando que llorar es algo que provoca algo bueno y aprenderá a llorar cada vez que quiera algo. Para evitar esta conducta, tenemos que saber qué hacer cuando está llorando y, sobre todo, qué no hacer.

 

Qué hacer si el cachorro llora para llamar la atención

Si está llorando, podemos decirle un “no” con un tono de voz distinto al habitual, pero nunca con agresividad. También podemos mandarle callar, con el típico “shhh”. Si queremos que deje de llorar y le decimos que “no” o empleamos un “shhh”, nunca lo acompañaremos con su nombre, para que no relacione su nombre con algo negativo. Su nombre lo debemos usar siempre en positivo para premiarlo, mimarlo, jugar con él…

 

Qué es lo que no se debe hacer si el cachorro llora para llamar la atención

Lo que nunca debemos hacer cuando el cachorro está llorando es acariciarlo, darle mimos, intentar calmarlo con un tono de voz agradable o cogerlo en brazos. Esto provocará que el cachorro relacione su llanto con tus mimos y con tu atención, lo cual provocaría que el cachorro aprenda a exigir atención llorando. Debemos esperar siempre a que se calme antes de ofrecerle cualquier estímulo positivo.

Información y consultas sobre el Australian Cobberdog

Contacto