Inicio > Recomendaciones para cachorros > Cómo limpiar los oídos a mi cachorro

¿CÓMO LIMPIAR LOS OÍDOS A MI CACHORRO?


La limpieza de oídos es una rutina muy importante en el cuidado del cachorro para evitar otitis
perro dentro de su cuarto

La importancia de cuidar la higiene de los oídos

Al igual que los paseos, el cepillado o las desparasitaciones, la limpieza de oídos es una rutina que no debemos saltarnos por ningún motivo. El Australian Cobberdog es un perro de orejas caídas y de pelo largo, dos características que no ayudan a que el oído tenga una buena ventilación. Estas condiciones pueden promover alteraciones en el oído de nuestro perro provocando infecciones y otitis, afecciones muy incomodas para nuestro cachorro que le pueden causar dolor y volverse crónicas si no tomamos las precauciones necesarias para evitarlas.

perro detrás de una valla

Qué es la otitis

La otitis canina es la inflamación del oído y puede manifestarse externamente, inflamándose el conducto auditivo, o internamente, afectando a la zona del tímpano. Los causantes pueden ser variados ya que se produce por cuerpos extraños que se han introducido en la oreja de nuestra mascota, por parásitos instalados en el oído, alergias, infecciones o bacterias. Por otra parte, existen condicionantes externos como la humedad y las altas temperaturas que favorecen la aparición de esta afección. En caso de que nuestro perro tenga otitis, debemos acudir al veterinario.

cachorro dentro de su cuarto

Cómo saber si nuestro perro tiene otitis

  • Podemos detectar un olor fuerte proveniente de la oreja.
  • Ladea la cabeza hacia el lado de la oreja afectada.
  • El perro intenta rascarse continuamente la oreja.
  • Al acariciarle la zona se queja de dolor.
  • Al pasarle una gasa por la oreja recogemos pus, cerumen y/o una secreción de color amarilla, marrón o negra.
  • La piel de la oreja está irritada y enrojecida.
  • Observamos que le cuesta responder a señales auditivas.


La limpieza de oídos cada 7-10 días para prevenir la otitis

Para prevenir las otitis, lo más importante es realizar periódicamente limpiezas de oídos a nuestro cachorro. Esta rutina debe hacerse cada 7-10 días, sin hacerlo más a menudo porque podríamos irritar su oído y sin alargarnos más días porque podría generarse una otitis. La higiene del oído, aunque pueda ser algo molesta para el cachorro, es completamente indolora, y a medida que se habitúe a la rutina aceptará mejor la limpieza de oídos.

Para realizar la higiene auditiva necesitaremos un limpiador ótico y gasas:

  1.  Introducir el bote de limpiador ótico en la oreja de nuestra mascota.
  2. Apretar para dejar caer un chorro de líquido en el interior del oído. 
  3. Masajeamos la zona durante un par de minutos haciendo chasquear el líquido en el interior del oído del perro.
  4. Dejamos que el perro se sacuda el líquido sobrante (no debemos dejarle que se sacuda antes).
  5. Introducimos una gasa por el inicio del canal auditivo y limpiamos. Al principio saldrá la gasa algo sucia, tenemos que limpiar hasta que salga limpia y seca.
  6. Con una gasa limpiamos también el pabellón auricular (incidiendo en los pliegues).
Es totalmente desaconsejable usar toallitas húmedas para la limpieza de los oídos, en lugar de gasas, pues la humedad es el enemigo de los oídos sanos.

Información y consultas sobre el Australian Cobberdog

Contacto