Inicio > Cuidados y mantenimiento > Cómo evitar los nudos en el pelo

cepillando un perro imagen redonda
¿CÓMO EVITAR LOS NUDOS EN EL PELO?


Los nudos no solo son incomodos para los perros sino que pueden causar problemas en la piel, por eso es necesario prevenir la aparición de nudos y eliminar los ya existentes
hermosa mujer sosteniendo un perro en sus brazos

El pelo del Australian Cobberdog

La raza Australian Cobberdog tiene un pelo largo y con mucho volumen, que puede ser ondulado o rizado en tirabuzones. Aunque este pelo puede ser recortado, se desaconseja el pelo corto en el Australian Cobberdog porque el pelo le protege de las quemaduras del sol en verano y del frío en invierno. El pelo largo, además de protegerle, le da un aspecto majestuoso y es un placer para nuestro tacto si está bien cuidado.

Como en cualquier raza, el pelo largo corre el riesgo de la generar nudos. Los nudos son incomodos para nuestros perros ya que son un foco de suciedad, le produce tirantez en la piel y si no se tratan pueden causar problemas en la piel como dermatitis, caspa, supuraciones, etc. Por eso debemos aprender a detectar y eliminar los nudos de nuestro perro.

El vídeo que explica cómo evitar y eliminar nudos del pelo del Australian Cobberdog

Herramientas de peluquería canina

Utensilios necesarios para evitar y eliminar los nudos

En el mercado podemos encontrar algunas herramientas como los cortanudos, rastrillos o las cardas metálicas que aseguran la eliminación de nudos. En DOGKING las desaconsejamos ya que son utensilios que pueden dañar e incluso romper el pelo del Australian Cobberdog. Para prevenir los nudos en el Australian Cobberdog recomendamos sólo 2 herramientas:

  • Un cepillo de púa  ancha, suave y corta para abrir el pelo sin rascar la piel del perro
  • Un peine metálico para, después del cepillado, detectar que no nos hemos dejado ningún nudo y, en caso de que lo hubiera, poder eliminarlo.
Perro siendo peinado

Cómo detectar y eliminar los nudos del Australian Cobberdog

Los nudos se detectan durante el cepillado, una tarea que hacemos en el mantenimiento del Australian Cobberdog adulto. Primero cepillaremos con el cepillo de púa ancha y, una vez cepilladas todas las zonas del perro, pasaremos el peine metálico con el que podremos comprobar que no existe ningún nudo. Si mientras pasamos el cepillo o el peine observamos un nudo, procederemos a abrirlo con las manos, sin darle tirones, para no dañar la piel ni el pelo de nuestro perro. Si el nudo se resiste, introduciremos la punta del peine en la raíz del nudo y tiraremos hacia el exterior. Una vez desecho el nudo, pasaremos de nuevo el peine metálico para asegurar que la zona está limpia de nudos.


Las zonas de más riesgo para la aparición de nudos

Hay zonas de nuestro perro que son más propensas a la aparición de nudos. Debemos fijarnos bien en la zona del vientre, las axilas i la cara del Australian Cobberdog porque son las zonas más sensibles a nudos


La zona del vientre

La parte inferior del perro, su vientre, es muy vulnerable a generar nudos por su exposición casi constante con el suelo en la posición de tumbado o cuando el perro está jugando. Al ser una zona con poco pelo la piel está más expuesta, por eso debemos cepillar y peinarlo con especial cuidado de no hacerle daño, pero asegurando de que no le dejamos ningún nudo.

Las axilas

En las axilas de las patas del Australian Cobberdog suelen hacerse muchos nudos por el constante roce con el movimiento del perro y, en ocasiones, por el roce añadido que puede causarle el arnés (si lleva arnés y no collar).

El rostro

Finalmente, debemos detenernos con atención en el rostro de nuestro perro. Concretamente, detrás de las orejas, debajo de la mandíbula y en sus mejillas. Son zonas que por el roce del collar, el movimiento de las orejas y la exposición al agua y la comida se suelen anudar con facilidad. La cara del perro es la parte del cuerpo más difícil de cepillar, por lo que debemos hacerlo con mucho cuidado, con paciencia y con suavidad para no hacerle daño a la vez que limpiamos bien la zona de posibles nudos.


ENCUENTRA MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL CUIDADO DEL AUSTRALIAN COBBERDOG

Información y consultas sobre el Australian Cobberdog

Contacto