Inicio > Sobre el Labradoodle > El Labradoodle no es una raza

EL LABRADOODLE NO ES UNA RAZA

Un perro de raza necesita tener unas características constantes


No existe consenso entre los criadores sobre el estándar que este perro debería tener,
por lo que es muy difícil saber predecir como va a ser un Labradoodle pues los criterios de cría son muy diferentes entre criadores.
No existe consenso entre los criadores por lo que es muy difícil saber predecir como va a ser un Labradoodle pues los criterios de cría son muy diferentes

¿ES IMPORTANTE QUE UN PERRO SEA DE RAZA?

Que un perro sea de raza es importante si estás buscando ciertas características concretas en un perro. Que el perro sea de raza significa que tiene una genética estable y existen generalidades en todos los especímenes de esa raza, eso quiere decir que se puede predecir en gran parte su carácter, su apariencia, sus necesidades y cómo será tu relación con él. El Labradoodle no es un perro de raza, por lo que es difícil predecir sus cualidades. ¿Buscas un perro hipoalergénico, con potencial para convertirse en perro de terapia o asistencia y súper cariñoso? El Labradoodle no es la mejor opción.

¿POR QUÉ EL LABRADOODLE NUNCA SERÁ UNA RAZA?

No existe consenso entre los criadores por lo que es muy difícil saber predecir como va a ser un Labradoodle pues los criterios de cría son muy diferentes
SU HISTORIA
La evolución del Labradoodle ha sido tortuosa. El creador del Labradoodle fue detractado y no consiguió registrarlo como una raza. Se popularizó y particulares sin conocimientos comenzaron a criar Labradoodles y los perros ya no respondían a las características por las que eran buscados (perros hipoalergénicos con un temperamento equilibrado). Además, al no existir un estándar único, los criadores han conseguido resultados poco homogéneos que permita hablar de una raza. Existe demasiada confusión y falta de profesionalidad en la historia de los Labradoodles por ello ninguna institución quiere aceptar como nombre “Labradoodle” para registrarlos como pura raza.
No existe consenso entre los criadores por lo que es muy difícil saber predecir como va a ser un Labradoodle pues los criterios de cría son muy diferentes
SU NOMBRE
El nombre Labradoodle proviene de la combinación del nombre Labrador y Poddle (Caniche). El nombre hace referencia al cruce de estas dos razas que realizó Wally Conron para crear un perro con un temperamento apto para ser un perro guía y que además fuese hipoalergénico. El hecho de que el nombre “Labradoodle” se refiera a un cruce resulta poco compatible con la idea de registrarlo como nombre de una raza pura ya que resulta bastante confuso que el nombre de una raza pura esté compuesto por otras dos razas de perros. Es incongruente, y por ello ninguna institución lo aceptaría como nombre de raza.



¿QUÉ HACE QUE UN PERRO SEA DE PURA RAZA?

SECUENCIA PROPIA DE ADN
Los perros tienen una secuencia propia de ADN que se mantiene estable a través de las generaciones. Esto es lo que hace que las características de la raza se mantengan en cada camada y podamos hablar de aspectos predecibles en futuros cachorros. El Labradoodle no tiene una secuencia propia de ADN que se repita en padres e hijos, mientras que sí ocurre así con el Australian Cobberdog.

ESTÁNDAR ÚNICO DE RAZA
El estándar de una raza establece el ideal de una raza y sirve como referencia para los criadores a la hora de seleccionar los perros para criar. Es importante que sólo exista un estándar de raza para que todos los criadores realice su trabajo buscando el mismo objetivo. En el caso de los Labradoodle no existe un único estándar de raza lo cual da lugar a perros poco homogeneos entre ellos.

REGISTRO DE PERROS DE CRÍA
A la hora de establecer una raza es importante conocer la ascendencia de los perros para tener un control de los posibles problemas hereditarios de futura descendencia, comprobar que cumplan con el estándar de raza y certificar que efectivamente sus padres son de raza. En el caso del Australian Cobberdog hay un registro único para los perros sementales y hembras de cría pero con el Labradoodle no ocurre así.
CONTROL DE INFUSIONES
Una infusión hace referencia a cuando en un programa de cría de una raza se hace una monta con otra raza para potenciar o eliminar un aspecto concreto. Para evitar desviaciones de la raza debe haber una institución, como la MDBA en el caso del Australian Cobberdog, que controle esta práctica para aprobar la infusión y garantizar que el programa de cría se mantiene fiel al objetivo de la raza.
NÚMERO MÍNIMO DE GENERACIONES
No se puede considerar una raza un cruce entre perros. Una raza debe estar formada por bastantes generaciones de esa misma raza. Para que un perro se considere de raza, al menos su padres, abuelos y bisabuelos debían ser de esa raza. Esto será uno de los puntos importantes para conseguir que las características de los perros sean predecibles.

PEDIGREE Y GENEALOGÍA
El pedigree de un perro, además de garantizar su pertenencia a una raza certifica su genealogía, nos muestra quienes son los antepasados del perro. Esto nos ayuda conocer su línea genética. Además, el pedigree demuestra que el programa de cría se realiza bajo los criterios de cría que la institución que emite el documento impone a sus asociados.


No existe consenso entre los criadores por lo que es muy difícil saber predecir como va a ser un Labradoodle pues los criterios de cría son muy diferentes

EL AUSTRALIAN COBBERDOG ES EL LABRADOODLE DE PURA RAZA

El Labradoodle fue creado por Wally Conron para convertirse en un perro hipoalergénico con el temperamento adecuado para realizar labores de terapia y asistencia. Sin embargo, al popularizarse muchos criadores comenzaron a criarlo sin seguir estos criterios y el resultado se fue desvirtuando dando lugar a perros nerviosos, difíciles de entrenar y que en muchas ocasiones no eran hipoalergénicos. También surgieron diferentes clubes y asociaciones del Labradoodle que pusieron sus propias normas y estándares, lo cual hizo aumentar el grado de confusión en torno a estos perros. Fue por todo ello como comenzó el programa de cría del Australian Cobberdog, para lograr convertirse en lo que el Labradoodle debía haber sido: El perro hipoalergénico para asistencia y terapia. Así se recoge en su estándar único de raza y así se encarga de garantizarlo la MBDA, institución australiana encargada del registro de perros Australian Cobberdog.
No existe consenso entre los criadores por lo que es muy difícil saber predecir como va a ser un Labradoodle pues los criterios de cría son muy diferentes
EL AUSTRALIAN COBBERDOG ES EL LABRADOODLE DE PURA RAZA
El Australian Cobberdog es una raza pura reconocida por el MDBA (Registro internacional de perros de pura raza) desde Enero del 2012 y tiene su propia secuencia de ADN. El MBDA es también la institución encargada de asegurarse que los procedimientos de cría se hacen correctamente para garantizar la calidad de vida de las futuras generaciones de las razas a través del buen hacer del criador cuyos criterios de cría sean el buena carácter y la buena salud de los cachorros. Sólo los criadores registrados en la MDBA tienen legitimidad para garantizar que sus perros son pura raza Australian Cobberdog, y que por tanto la calidad de sus perros está garantizada.

(+34) 93 590 93 97

Información y consultas sobre el Australian Cobberdog

Contacto